Como encontrar tus primeros 5 clientes

encontrar-primeros-clientes

Por fin te has decidido a dar el salto a la piscina y montártelo por tu cuenta. Lo más seguro es que tras cambiar de empresa un par de veces has llegado a la conclusión de que posiblemente, tu lo harías mejor. Tienes buena base teórica y técnica y además tienes don de gentes, por lo que montártelo por tu cuenta no parece una tarea imposible. Como yo, tu también empezarás tu negocio desde 0, y desafortunadamente tienes unos gastos fijos que cubrir para tu propia subsistencia. No te importa ganar menos que cuando eras asalariado pero la los gastos de vivienda y comida no van a esperar a que tu negocio vaya sobre ruedas.

¿Cómo hacemos para empezar a generar ventas?

Nuestro problema es que, por mucho que en la empresa fuéramos muy buenos, a nuestros potenciales clientes esto poco les importa, no van a llamar a tu jefe para ver si eras bueno o no. Tampoco les importa tus carreras y Masters, eso les sirve solo a los de recursos humanos, a los clientes les interesan tus resultados como freelance. Si aún nadie ha confiado en ti, nadie se va a arriesgar a ser el primero.

ONGs/Asociaciones de vecinos

Un primer paso para crear tu marca es tener testimonios de clientes satisfechos. Con ello, podrás ir a ver a potenciales clientes y enseñarles tu fantástico trabajo para una ONG local a la que les ayudaste a duplicar sus donaciones en 3 meses o aquella asociación cultural en la cual los miembros exhiben orgullosos la nueva web que hiciste para ellos.

La nota negativa probablemente la veas venir, no habrá dinero para ti en este tipo de cliente inicial. Pero a pesar de no haber transacción económica, habrá un grado de satisfacción tan alto que es muy posible que cualquiera que presente a esos que se han beneficiado de tus servicios te recomienden con efusividad debido al gran trabajo que hicisteis para ellos. Esta vez, sí habrá transacción económica. Estoy seguro de que antes o después conseguirás al menos 1 cliente gracias a estos clientes satisfechos que se sienten en deuda contigo.

Familia y amigos

No, aquí no estoy sugiriendo que en la cena de Navidad te levantes de la mesa copa de champán en mano y digas: “¿Familia, quién de vosotros necesita un diseñador gráfico? Venga, a quién no le hace ilusión una caricatura de sí mismo?.” Probablemente ellos no sean tu público objetivo.

A lo que me refiero aquí es que entre familia y amigos posiblemente conozcas a unas 20 personas que son tus mejores comerciales porque simplemente, eres familia/amigo. Cada una de estas 20 personas a su vez trabajan o colaboran con otras 20 personas en multitud de campos profesionales. Si los números no fallan, estamos hablando de que tu mensaje puede llegar a 400 personas con la mejor táctica comercial que existe, el boca-oreja.

Las posibilidades de que 2 de estas 400 personas confíe en ti es muy alta ya que entre vosotros hay una persona que os vincula a los dos, por lo tanto a pesar de que no tengas muchas referencias de clientes se fiarán de ti porque total, eres familia de alguien que yo conozco así que no me la va a jugar.

Convertir a 2 de estos 400 candidatos en cliente no será tarea difícil con una buena oferta inicial atractiva y evitando al máximo poner barreras de entrada o de salida. Evita los contratos de permanencia para que vean que confías en tu trabajo y no necesitas una permanencia para mantenerlos como clientes.

Experto en el sector

Digamos que uno de esos 3 clientes que ya has conseguido gracias a la asociación de vecinos y 2 miembros de tu familia es una clínica veterinaria. Después de un par de meses de trabajo para ellos te has empapado bien de cómo funciona este sector y conoces sus cifras de negocio, la estacionalidad de sus ventas y otras cifras del negocio. También sabes cómo les gusta el trabajo y cuándo diste en el clavo con un proyecto porque les ayudaste a solucionar eso en lo que tanto tiempo llevaban trabajando. Te acabas de convertir en un Diseñador Gráfico especializado en Clínicas Veterinarias.

Muy bien, ¿y esto cómo me va a conseguir clientes? Ahora debes buscar otras clínicas veterinarias, a ser posible que no sean competidores para evitar conflictos de interés, y presentarte como un diseñador gráfico especializado en clínicas veterinarias. Enséñales el gran trabado que hiciste para la página de inicio de tu cliente y si es posible el testimonio de dicho cliente diciendo lo bueno que eres.

Si repites la misma estrategia con los sectores de tus clientes 1 y 2, en muy poco tiempo podrás decir que eres un diseñador gráfico profesional con tu propia cartera con 5 clientes.

Y tu, ¿cómo conseguiste tus primeros 5 clientes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *