Mailchimp GDPR es una herramienta muy popular en los últimos tiempos por su relación con el marketing y su eficiencia para implementarlo. Sin embargo, siempre aparecen una serie de dudas recurrentes acerca de su uso y su relación con la Ley de Protección de Datos que son precisamente los que queremos aclararte a continuación.

 

¿Qué ocurre en el resto de plataformas en el caso de tener el consentimiento por MailChimp?

En el caso de que tengas el consentimiento para el tratamiento de datos a través de Mailchimp GDPR este consentimiento vale para el resto de plataformas. Los campos de formulario de Mailchimp están creados, en efecto, según los requerimientos de la Ley General de Protección de Datos (GDPR).

Eso quiere decir que dichos datos que recopilamos podemos emplearlos para nuestras campañas en usos externos a Mailchimp. Dicha Ley de Protección de Datos especifica de hecho que el consentimiento debe ser libre, claro y mediante información nítida y expresa. Es así que de lo que debemos encargarnos nosotros es precisamente de dar una descripción acerca de la finalidad que tenemos para/con esos datos que cumpla con esas características.

Este paso es sumamente sencillo gracias a que con los formularios de Mailchimp podremos adaptar sus características a las de nuestra propia empresa o web.

 

¿Qué ocurre en el caso de los formularios en otros idiomas?

En el caso de los formularios que vienen en otros idiomas podemos traducirlos para que se adapten a los requisitos solicitados por la GDPR. Así, estos textos pueden modificarse y cambiarse de idiomas exceptuando el último párrafo donde se especifica que los datos que va a proporcionar el usuario serán transferidos a Mailchimp para que ella los procese. Así, la relación Mailchimp GDPR puede ser satisfactoria de una forma sencilla y accesible.

 

¿Qué aspectos están en juego en la nueva GDPR?

La nueva GDPR está relacionada no solo con los paquetes Mailchimp GDPR. También afecta a otros aspectos complementarios de ello y que tienen que ver de hecho con tu negocio. Por ejemplo, se encuentran también relacionados los datos que recogemos de otras plataformas y que de hecho procesamos viniendo de fuera de nuestra propia página web. Es decir, también se tiene en cuenta el offline.

 

¿Qué sucede en el caso de no cumplir con la GDPR?

Las multas por incumplir la GDPR son bastante fuertes y pueden de hecho llegar hasta los 20 millones de euros o un 4% de la facturación de una empresa.

 

¿Qué tipos de perfil existen según su relación con GDPR?

Hay que decir que en relación al contenido y especificaciones de las políticas de privacidad existen fudamentalmente dos tipos de usuarios. De un lado están los que aceptan los términos de privacidad sin ni siquiera revisar las cláusulas y, del otro, los que nunca las aceptan por miedos excesivos.

 

¿Qué hacer para cumplir la relación Mailchimp GDPR?

A continuación queremos hablarte de los pasos más importantes que debes tener en cuenta para cumplir la relación Mailchimp y la GDPR.

En primer lugar debemos activar la opción de GDPR entre nuestra lista de suscriptores para que puedan tener acceso a ella.

En segundo término debemos revisar los formularios dedicados al registro activo para cada una de las listas. Tal y como dijimos previamente, es posible traducir, actualizar y modificar los términos de cada una de ellas según las propias preferencias y circunstancias de nuestra empresa. 

Es importante en este sentido recordar que las cláusulas y el contenido de los términos deben ser claro y accesible. Eso quiere decir que debemos expresarlos de una forma legible para que todos los usuarios puedan entender que vas a emplear sus datos y también cómo vas a hacerlo.

Esto es fundamental en la medida que la Unión Europea revisará los textos si hay cualquier denuncia de cualquier usuario. Igualmente, a la vez que se debe dar el consentimiento para cada uno de los canales de una página web por los que se va a establecer contacto con los usuarios de ella, es ya inviable recoger datos como email o teléfono y mandar publicidad de forma masiva. En esta nueva «era» será el usuario quien elija de forma expresa cómo y por qué medios recibir la información.

Recuerda, no vale escribir como un abogado, hay que escribir de manera sencilla, todo el mundo tiene que entender lo que está leyendo (eso sí alguno lo lee, porque ya se sabe) y quedarle claro para qué vas a utilizar los datos que estás recopilando en dicho formulario. La UE revisará estos textos si una denuncia contra tu empresa acaba en los tribunales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies